Todos los derechos reservados

Mi relación con el vino es indisociable, mucho de lo que soy se lo debo a Él. No me imagino lejos de Él. Me interpreto a través del vino. El vino es el elemento de mi contexto. Como actividad humana, el vino es incluyente y este se enriquece a medida que los actores participen; intercambiando sus vivencias, haciéndolo suyo día a día. No existe región del vino si los habitantes en su conjunto no forma integral e indisociable de este quehacer. La cultura vitivinícola de un lugar se reconoce cuando sus miembros la viven y la compoarten en esapcio, tiempo y forma.